sed de sangre

miércoles, 4 de agosto de 2010

las tradiciones



Todo vampiro que resida en una ciudad gobernada por un príncipe debe aceptar ciertas responsabilidades a cambio de los privilegios de la seguridad y la estabilidad. Esta estabilidad sólo se mantiene cuando los Vástagos se comportan de una forma concreta, dictada por unas reglas casi universales. Éstas se conocen por el gentil nombre de las Seis Tradiciones, aunque no son precisamente amables sugerencias. Para los vampiros de la Camarilla y los príncipes que las siguen, son la ley. Un Vástago puede tener la seguridad de que allí donde viaje las Tradiciones tendrán fuerza. Quizá sean interpretadas de otra forma, pero no faltarán. Es mediante la imposición de estas leyes, y a través de las leyes mismas, como los príncipes reciben gran parte de su poder. Obviamente, los príncipes están entre los más celosos guardianes de las Tradiciones.

Las Seis Tradiciones que forman las leyes de la sociedad vampírica han ido pasando supuestamente desde las guerras que acabaron con la Segunda Generación. Es raro que se pongan por escrito, pero nunca han sido olvidadas y todos los vampiros (incluso los que se burlan de ellas) las conocen de un modo u otro. Sus términos específicos pueden variar, pero la intencionalidad es siempre la misma.

los vastegas




Los vampiros han sido temidos durante mucho tiempo como rapaces monstruos de la noche: terribles fromas negras que brotan de la oscuridad para robar niños de sus cunas y recrearse con la sangre de los inocentes. Son también criaturas de letal belleza, inmensa pasión y sensualidad depredadora.
Cada vampiro es único y tiene fascinantes historias que contar, pero el rasgo más importante que comparten todos es su condenación. Más importante que cualquier linaje, clan, secta o causa es el hecho de que todos ellos son depredadores no-muertos. La lealtad y el deber quedan en segundo plano ante el ansia. Los vampiros son parásitos, sin excepción, malditos por el destino de tener que alimentarse de su especie originaria.

En respuesta a este entorno los vampiros han evolucionado hasta desar-rollar una compleja sociedad que existe fuera del alcance de los mortales que les rodean. Edad, clan, secta, sire, poder, influencia y muchos otros aspectos de la no-vida hacen de los Vástagos lo que son. Parte del ser de cualquier vampiro es su pertenencia a diversas castas que adornan la sociedad vampírica. Al crear y seguir divisiones entre ellos, no importa lo artificiales que sean, los Vástagos intentan escapar de la bestia que se oculta en su interior. Los vampiros no se ocultan solo de los mortales, sino también de sí mismos, pretendiendo no ser los horrores en los que se han convertido.

Los Cónclave

 Los Cónclaves son las ceremonias formales que celebra la Camarilla, con una rígida normativa, de carácter obligatorio, que la regula. Los resultados varían, y mientras unos son sobradamente esperados, otros resultan ser una sorpresa para la mayoría de los implicados.
Durante los Cónclaves los miembros de la Camarilla tienen una oportunidad de oro para dejarse oír y expresar su opinión en lo referente a la Justicia y como ésta es administrada y repartida dentro de la Secta. Todos los Cainitas miembros de la Torre de Marfil pueden asistir, entendiéndose por miembro de la Camarilla a cualquier Vástago que ha jurado lealtad a la Secta, es decir, que ha sido debidamente presentado a un Príncipe y aceptado como miembro de la Praxis.
La función primordial de un Cónclave es hacer recomendaciones o sugerir directrices sobre los asuntos que son elevados al Cónclave. Cualquier Vástago puede llevar un asunto a un Cónclave, siempre y cuando posean estatus (o respeto) suficiente para ello. En cuanto al carácter de los asuntos tratados en los Cónclaves, a menudo estos asuntos son, ni más ni menos, quejas contra Príncipes, aunque esto no suponga que necesariamente éstos sean reconvenidos; interpretar las Seis Tradiciones; declarar Cazas de Sangre (incluso contra Príncipes); y en general resolver problemas de carácter grave o, por lo menos, “preocupante” para el Círculo Interior. Cualquier asunto puede ser llevado ante la Asamblea, compuesta por todos los Vástagos presentes, aunque los miembros de la Asamblea solo pueden dirigirse al Cónclave si cuentan con el apoyo de, al menos, dos miembros más de la Asamblea.

Los Samedi




Los Samedi son vampiros especialmente desagradables. Sus cuerpos recuerdan a cadáveres, y los que los ven suelen confundirlos con zombis y otros horrores de la tumba.
Se cree que son originarios del Caribe y tienen fuertes lazos con el legado vudú de la región. Practican una Disciplina única que les permite manipular las energías de la muerte, aunque de forma mucho más temporal que la Nigromancia de los Giovanni. De hecho, el clan italiano no tiene muchas palabras amables sobre los Samedi, a los que profesa una profunda enemistad. Algunos Vástagos creen que estos monstruos son el resultado de algún experimento fallido de los Giovanni, mientras que otros les atribuyen orígenes aún más oscuros. También hay quien opina que son una escisión de los Nosferatu, una que no debiera haber existido nunca.
Suelen estar involucrados con las actividades místicas o ilegales de una ciudad, convirtiéndose en poderosos houngan y mambos, o traficando con los supersticiosos criminales emigrados. Dadas sus aparentes raíces vudú, los Samedi parecen contentarse con lograr influencia en los guetos de inmigrantes, practicando su oscura magia y alimentándose de una población acostumbrada a que los muertos caminen entre ellos.

reserva vital de sangre

Todo vampiro tienen una reserva de vital, que es sangre humana transformada por la Maldición de Caín, en la sustancia sobrenatural que sustenta la existencia vampírica. Un punto de sangre corresponde con aproximadamente la décima parte de la sangre en un adulto mortal medio, aunque la capacidad humana varía.
La generación de un vampiro determina su reserva de sangre máxima. Los vampiros más distantes del Padre Oscuro, tienen una capacidad de sangre reducida, no pueden tomar tanta ni la pueden gastar tan rápido como sus antiguos. Las ventajas que de las que disponen los vampiros de baja generación hacen que la diableríe tenga un atractivo perenne para los rivales más jóvenes y de generación más alta que buscan las mejoras que les están vedadas.
GASTO DE PUNTOS DE SANGRE
Despertar
Gasta un punto de sangre cuando tu pj despierte cada noche. Hace falta un mínimo de esfuerzo para animar carne fría y muerta.
Curación
Gasta un punto de sangre para curar un nivel de daño contundente o letal. Tu pj suele tener que descansar mientras esto toma lugar. Caminar lentamente o montar a caballo suele ser aceptable pero correr y luchar no lo son. Si quieres que tu pj se cure mientras toma otras acciones, tira Resistencia + Supervivencia (dificultad 8 ) después de gastar la sangre para curar las heridas. Si fallas esa sangre se desperdicia. Advierte que esta forma es la única forma en la que los vampiros pueden sanar heridas, si tu pj no gasta sangre para curar el daño, permanecerá dañado indefinidamente, con las penalizaciones que le acompañan.
Aumento de Atributos
Gasta un punto de sangre para subir un Atribtuto Físico de tu elección en un círculo durante la escena. Debes declarar que tu personaje está haciendo esto al comienzo del turno, pero no requiere concentración, así que puede tomar otras acciones ese turno sin ninguna penalización especial. Puede gastar tantos puntos de sangre por turno como permita su generación pero puede subir un punto más alto de lo que permita normalmente la generación durante una escena.
Puedes gastar sangre adicional para subir los atributos aún más que eso pero se desvanece en 3 turnos y nunca podrás ascender por encima de 10 círculos en atributos.
Alimentar a otros
Vacía un punto de sangre o más, por los cortes hechos, con el propósito de dar vitae a otras criaturas. Los vampiros la pueden beber y añadirlos a su propia reserva de sangre.
Mascarada
Gasta un punto variable de sangre para evitar las consecuencias del vampirismo, con un ardor de actividad sustentada por la sangre: piel y alientos cálidos, complexión sonrosada y demás, de forma que aparentes ser un humano durante una escena.
Hacer esto requiere en puntos de sangre una cantidad igual a 6 menos Autocontrol para los personajes que sigan el camino de la Humanidad. Para personajes de otros caminos deben gastar dos puntos de sangre adicionales (para un total de puntos de 8 menos Autocontrol), debido a que están más apartados de la humanidad.
Uso de disciplinas
Gasta un punto o más de sangre para alimentar algunas disciplinas vampíricas.

El príncipe:vampiros



El príncipe es un vampiro reconocido como el líder de un dominio (por lo general en una sola ciudad) y posee la autoridad de un anciano como se describe en las Tradiciones.
El título de "príncipe" se utiliza principalmente para describir a los vampiros de la Camarilla, mientras que el equivalente en el Sabbat es generalmente el obispo o arzobispo. Mientras que en las noches moderna es sinónimo de la Camarilla, el título se remonta a las estructuras feudales de la Edad Media y es utilizada ocasionalmente por vampiros que son anteriores a la Camarilla. "Príncipe" se utiliza para los gobernantes de ambos sexos, a pesar del origen patricio del título, el uso moderno del término se debe más a Maquiavelo que a la realeza, el sexo y en cualquier caso, tiene poco significado para los ancianos vampiros.
Generalmente un príncipe es asesorado por un consejo de Primogenitos u ancianos que representan a cada uno de los principales clanes de la Camarilla.
El príncipe tiene autoridad sobre la Muerte Definitiva, en virtud de las Tradiciones. Estos derechos incluyen tradicionalmente:
  • Asignación de cotos de caza
  • Declarar o revocar un Elíseo
  • La concesión de autoridad para engendrar nuevos vampiros
  • El castigo por violar la tradición y la Mascarada
  • Llamar a una Caza de Sangre
Los Príncipes también son la principal interfaz con el gobierno de la Camarilla y se espera que ayuden a los Arcontes y Justicars según sea necesario.
La verdadera capacidad y las competencias de un príncipe varían de dominios. Poderosos príncipes pueden tener un microcontrol de toda la ciudad, personalmente, mientras que un príncipe menos capaz puede ser un sello de caucho para su Primogénito. La Camarilla no ha establecido una política para la sucesión y por lo general reconocen a el vampiro más poderoso que quiere reclamar el título de príncipe, sin embargo, en algunos casos (como Tara de San Diego o los Lasombra mayor Giangaleazzo), la Camarilla tiene un papel activo en de la instalación de gobernante de la ciudad.

Matusalenes

Matusalenes: Si los Antediluvianos son los dioses de los vampiros, los terribles Matusalenes son semidioses y avatares. En un punto entre los mil y dos mil años de edad, un profundo cambio tiene lugar en el Vástago. A veces se trata de una mutación física, pero otras es mental o emocional. Sea cual sea la naturaleza del cambio, el resultado final es que el vampiro pierde toda apariencia de humanidad. Habiéndose apartado de lo terrenal al reino de los sobrenatural, suelen retirarse al seno de la tierra, donde pueden aletargarse lejos de los sedientos colmillos de otros vampiros más jóvenes. No obstante, su poder es tan grande que pueden seguir dirigiendo mentalmente sus inescrutables planes, comunicándose de forma mágica o telepática (y casi siempre invisible) con sus servidores.

las furias



También conocidas como Erinias o Euménides, las Furias nacieron de la Noche, 
Cuando Crono castró a su padre Urano esperando que no tuviera más descendencia, arrojó los testículos al mar. Pero no contaba con la exagerada fecundidad de la Madre Tierra, que al contacto con la sangre brotada de la herida engendró a las tres Furias.
Así, originadas por una llaga, las Erinias vivían en perpetuo dolor y los actos de los hombres lo incrementaban. Las afrentas a la familia, principalmente a la madre, les resultaban intolerables.
Por propia voluntad o por atender a un llamado emergían de su casa en el Infierno para perseguir al culpable y torturarlo mediante sus propios remordimientos.

El sufrimiento mental alcanzaba un nivel tan agudo que inevitablemente el acusado llegaba a la locura.
las personificaciones femeninas de la venganza que perseguían a los criminales de los parientes. De aspecto horrible, tomaban la apariencia de mujeres con vestidos negros y rojos y cabello de serpiente; tenían un látigo y una antorcha con lo que perseguían a su víctima; en algunas ocasiones se las representaba con alas de murciélago o de ave y el cuerpo de un perro; aunque también se les representaba como moscas acosando a sus víctimas. Las Erinias o Furias también eran nombradas Eumenidas o “las benévolas” que era una forma de exorcizar su furia; Semmai, que quiere decir “las venerables;” Potnias, o “las horribles”; y, por último, Praxídiceas, o “ejecutoras de leyes.”

el kraken

El kraken es un animal misterioso y gigantesco, criatura mitológica (comúnmente de origen escandinavo), con forma de pulpo o calamar, peligroso frecuentador de todos los mares, especialmente de los del Norte y que aparece a menudo en las crónicas de los navegantes antiguos. Según se dice, el Kraken medía más de dos millas y poseía fuertes y largos tentáculos, capaces de enroscarse con facilidad en los mástiles de los barcos y así, llevrarlos al fondo del mar. Los supervivientes contaban el relato del monstruo de los mares que, según la leyenda, aparecía junto a las costas de Noruega e Islandia.
El Kraken es uno de los más famosos mounstruos marinos de todos los tiempos. A menudo, el Kraken era confundido con islas.
La tripulación de los barcos podía ahogarse o ser devorada por el Kraken. Lo que resulta sorprendente de las historias del kraken esque de todos los mounstruos marinos, es talvez el que tenga mayor posibilidad de resultar real.


En 1752, cuando el obispo de Bergen, Erik Ludvigsen Pontoppidan, escribió su Historia natural de Noruega, describió al Kraken como una "isla flotante" de una y media milla. También escribió: "Parece estos son los brazos de la criatura (El Kraken), y, está dicho que si agarraran al hombre de guerra más grande, lo arrastrarían hasta el fondo. Con el tiempo , las historias del Kraken lo harían menos grande, pero igual de mounstruoso.
Las primeras historias acerca del Kraken, datan del siglo XII, en noruega, refiriéndose a una criatura del tamaño de una isla.
Afortunadamente, el kraken, es un mounstruo marino que raramente se deja ver aunque algunos indicios delatan su proximidad a los mas veteranos entre los marineros. Se cuenta que desde la superficie, al mirar hacia abajo se puede mirar los enormes ojos del Kraken, rojos como si de un incendio se tratara.
El kraken a menudo es confundido con calamares gigantes, de entre 6 o 7 metros. Pero el Kraken original, es de milla a milla y media de longitud.   
A menudo, su amplia joroba es confundida con una isla (cuendo el Kraken está en la superficie) aunque también se dice que esto sucede por las costumbres alimenticias del Kraken que, según parece, come incesantemente durante muchos meses seguidos y luego durante muchos meses también, se libera de los productos de la digestión. 
Los excrementos del kraken, exhalan un agradable olor y van formando una suerte de islotes flotantes alrededor del monstruo. Gran cantidad de peces son atraídos hacia esa nueva pradera flotante que, además, es comestible. Cuando el Kraken logra atraer suficiente cantidad de peces, el Kraken comienza a alimentarse de ellos y el ciclo vuelve a empezar. 
El gran tamaño del Kraken, junto con su apariencia monstruosa y su supuesto poder destructivo, lo han hecho una criatura que comúnmente aparece en varias obras de ficción.
Era un templo viviente, y así lo dijeron varios antiguos escritores nórdicos cuando se refieren al Kraken. En 1755, el obispo Pontoppidan de Bergen (Noruega) escribía que las islas flotantes que en los mares del norte aparecían y desaparecían súbitamente eran sin duda krakens.
El obispo de Midaros levantó un altar sobre la roca de una playa y 

celebró la Santa Misa. No sabía que se hallaba sobre el lomo de un Kraken. El monstruo esperó respetuosamente a que el obispo terminase y luego, tranquilamente, se deslizó hasta el agua y desapareció.

Caín: Los primeros tiempos / La Magia de Lillith

El Libro de Nod." Relata la historia de Caín, quien al ser expulsado por su Padre tras haber matado a su hermano, es condenado a vivir en la Oscuridad eterna en donde conoce a Lillith y lo convierte en el primer vampiro fundando el pueblo de Enoch.

Los Primeros Tiempos
Sueño los primeros tiempos De la más larga memoria.Canto los primeros tiemposDe todos más viejo Padre.Canto los primeros tiemposY el claro amanecerDe toda la Oscuridad.En Nod , donde la luzDel Paraíso alumbraEl azabache nocturnoY gotas de nuestros padresMojan y ablandan el suelo.De nos, todos y cada uno,Decidimos poder comoQuisiéramos vivir yCoger nuestros alimentosDe las entrañas de la tierra.Yo, primogénito Caín,Con útiles puntiagudos ,Planté semillas oscuras,Las regué dentro de la tierra,Las cuidé, las vi crecer.Él, segundogénito Abel,Cuidó de los animales,Ayudó en sus sangrientos Partos, los alimentó,Y también los vio crecer.Yo lo amaba, a mi hermano.Él, él era el más brillante,El más dulce, el más fuerte.Él era la prima parte De toda mía alegría.Entonces, en un díaDe abril, nuestro Padre dijo:"Caín, Abel, un regaloA Aquél en lo Alto debéisHacer, un sacrificio -Un don de la prima parteDe todo cuanto tenéis".Yo, primogénito Caín,Recolecté tiernos brotes,Y los frutos más brillantes,Y la yerba más fresca.Y él, segundogénito Abel,Sacrificó el más joven,El más fuerte, el más tiernoDe todos sus animales.Sobre el altar de nuestro PadrePosamos los sacrificiosY prendimos fuego so ellos,Y el humo se los llevóHacia Aquél en lo Alto.El sacrificio de Abel,Segundogénito, olióDulce a Aquél en lo Alto,Y Abel fue bendecido.Yo, primogénito Caín,Fui golpeado desde lo lejos Por una severa palabraY una maldición, pues indignoResultó mi sacrificio.Miré el sacrificio de Abel,Todavía humeante,La carne, la sangre.Lloré, me tapé los ojos,Oré de día y de noche.Y cuando nuestro Padre dijo:"El tiempo del sacrificioHa llegado ya de nuevo".Y Abel condujo su más joven,Su más tierno, más amadoHacia el fuego sacrificial.Yo no llevé mi más joven,Mi más tierno, pues sabíaQue Aquél en lo AltoDe ningún modo los querría.Y mi hermano, querido Abel,Me dijo: "Caín, no has traídoUn sacrificio, un regaloDe la prima parte deTu alegría, para quemarloEn la ara de Aquél en lo Alto".Yo lloré lágrimas de amorCuando, con mis útilesPuntiagudos, sacrifiquéAquello que era la partePrimera de mi alegría,Mi hermano.Y la Sangre de AbelCubrió el altar, y olíaDulce mientras ardía.Pero mi Padre dijo:"Maldito estás, Caín,Quien mataste a tu hermano.Como yo fui expulsado,Así lo serás tú" .Y Él me exilióA vagar en la oscuridad,La tierra de Nod .Me precipité en la Oscuridad.No vi ninguna luzY estaba asustado .
La Llegada de Lilith
Estaba solo en la oscuridad Y mi hambre creció.Estaba solo en la oscuridadY mi frío creció.Estaba solo en la oscuridadY lloré.Vino entonces a mí,Una voz suave, dulce,Palabras de socorro,Palabras de consuelo.Una mujer, oscuraY hermosa, con sus ojosCortando la oscuridad,Vino entonces a mí."Conozco tu historia,Caín de Nod", me dijo,Sonriendo."Estás hambriento ¡Ven!Tengo comida.Tienes frío ¡Ven!Tengo ropas.Estás triste ¡Ven!Tengo consuelo"."¿Quién podría consolarAlguien tan maldito como yo?¿Quién me vestiría?¿Quién me alimentaría?""Soy la primera esposaDe tu padre, quien discutióCon Aquél en lo AltoY obtuvo la LibertadEn la Oscuridad.Yo soy Lilith.Una vez, tuve frío,Y no hubo calor para mí.Una vez, tuve hambre,Y no hubo comida para mí.Una vez, estuve triste,Y no hubo consuelo para mí".Con ella me llevó,Me alimentó y me vistió.Y en sus brazos,Encontré consuelo.Lloré hasta que la sangreGoteaba desde mis ojos.Y ella con sus besosLas llevó lejos. 




La Magia de Lilith
Moré en la Casa de LilithPor un tiempo. Y pregunté:"Desde la Oscuridad,¿Cómo construisteeste lugar,Cómo pudiste tejerEstas ropas,Cómo pudiste cultivarEsta comida?"Y Lilith sonrió y dijo: "No como tú, estoy Despierta.Veo las Hebras que se tejenA tu alrededor.Creo lo que necesitoMediante el Poder""Despiértame entonces, Lilith"Dije. "Necesito tenerEste poder. Entonces,Podré tejer mis ropas,Cultivar mi comida,Construir mi propia Casa".La preocupación tiñóEl rostro de Lilith. Y dijo: "Ignoro lo que el DespertarHará para ti, pues túEstás realmente MalditoPor tu Padre.Podrías morir, podríasCambiar para siempre".Y Caín díjole a esto:"Incluso entonces,Una vida sin PoderNo sería realmente vida.Moriría sin tus dones.No viviré como tu Esclavo".Lilith me amaba,Y yo lo sabía;Haría lo que le pedí,Aunque no lo deseara.Y fue entonces cuando Lilith,La de ojos brillantes,Me Despertó.Se cortó con un cuchillo,Y sangró para mí.Bebí del cuenco. Era dulce.Entonces caí al Abismo.Caí para siempre,Cayendo en la más profundaOscuridad.

La Tentación de Caín
Y Desde la OscuridadVino una Luz BrillanteFuego en Medio de la NocheY el Arcangel MiguelSe Reveló Ante Mí.Pregunte que Deseaba.Miguel, General del Cielo,Custodio de la Llama Sagrada,Me Hablo con Estas Palabras:"Hijo de Adan, Hijo de Eva,Tu Crimen es Grande,Pero También es GrandeLa Compasión de mi Padre¿No te Arrepentirasdel Mal que has Echo,Y Dejar que su CompasiónTe Limpie y te Purifique?"Y Yo Respondí a Miguel:"No por la Gracia (De Aquel en lo Alto)sino por la Mia Propia,Viviré con mi Soberbia"Miguel asi me Maldijo:"Entonces, Mientras CaminesPor Estas TierrasTú y Tus Hijos TemereisMi Llama Viviente,Que Mordera ProfundoY Saborear Vuestra Carne" Y por la mañana,Vino Rafael, con alasCargadas de inocencia,Luz sobre el horizonte,El conductor del Sol,35 El guarda del Este.Rafael habló, diciendo:"Caín, hijo de Adán,Hijo de Eva,Tu hermano Abel.40 Te perdona tus pecados.¿No te arrepentirásY aceptarás la redenciónDel Todopoderoso?"Yo respondí a Rafael: "No por el perdón de Abel,Sino por el mío propioSeré perdonado".Rafael así me maldijo:"Entonces, mientras tus pasosPisen esta tierra,Tu y tus hijosTemeréis el amanecer,Y los rayos del solOs buscaránPara quemaros como el fuegoDondequiera que os escondáis.Escóndete ahora del Sol,Pues se laza para alcanzarteCon toda su furia". Pero yo encontréUn lugar secreto,Profundo en la tierra,Y me escondí de la luzDel Sol.Dentro de la tierraDormí hasta que la Luz del MundoSe escondió tras la montañaDe la Noche.Cuando me alcé De Mis Sueños Diurnos,Escuche el SonidoDe Gentiles Alas Veloces.Vi las Negras Alas de ArielCubriendome Alrededor.Ariel, Segador,Angel de la Muerte,Oscuro Ariel,Quien Mora en las Tinieblas.Ariel Rápidamente Dijo:"Hijo de Adan, Hijo de Eva,Dios TodopoderosoPerdona Tus Pecados¿Aceptaras la RendeciónY Me Dejaras LlevarteHacia Tu Recompensa,Nunca Más Maldito?Y Dije Yo Entonces:Ariel, el de Negras Alas:"No por la Rendencióndel Todopoderoso,Sino por la Mia Propia,Viviré.Soy lo Que SoyHice lo que HiceY esto Nunca Cambiará"Y Entonces, Mediante Ariel,Pavoroso Ariel,Dios TodopoderosoMe Maldijo Diciendomé: "Entonces, mientras caminesPor esta tierra,Tu y tus hijosAbrazaréis las Tinieblas,Beberéis sólo sangre,Comeréis sólo cenizas,Seréis como fuisteisEn el momento de morir,Nunca muriendo,Continuando viviendo.Caminaréis para siempreEn las Tinieblas,Todo cuanto toquéisSe desmoronará,Hasta el último día". Lancé un gritoCargado de angustiaPor esta terrible maldición,Y lloré sobre mí.Derramé sangre.Puse las lagrimasDentro de un recipiente,Y las bebí.Cuando alcé la vistaDe mi cuenco de pesarEl arcángel Gabriel,Gentil Gabriel,Señor de la Redención,Se apareció ante mí. Díjome el arcángel Gabriel:"Hijo de Adán, Hijo de Eva,Observa:La redención del PadreEs mayor de lo que jamásPodrías imaginar,Pues, incluso ahora,Hay una senda abierta,El camino de la Redención,Y llamarás a este camino [Golconda].Habla a tus hijos de él,Pues por él volveránA residir en la Luz".Y después de esto,La oscuridadSe alzó cual un velo,Y la única luz eraLos ojos de Lilith.Mirando a mi alrededorSupe que había Despertado. Cuando mis energíasPor primera vez surgieronA través de mí,Descubrí cómo poderComo el rayo moverme (Celeridad),Cómo coger prestadaLa fuerza de la tierra (Potencia),Cómo ser cual piedra (Fortaleza).Éstas fueron como respirarFue una vez para mí.Lilith entonces me mostróCómo se ocultabaDe los cazadores (Ofuscación),Cómo exigía obediencia (Dominación),Cómo pedía respeto (Presencia).Entonces, DespertándomeAún más rápido, encontréCómo alterar las formas (Protean),Cómo dominar animales (Animalismo),Cómo hacer que los ojos Miren más allá de la vista (Auspex).Entonces Lilith me ordenóQue me detuviera,Pues había sobrepasadoTodos mis límites,Había ido demasiado lejos,Había amenazadoMi propia esencia.Utilizó sus poderesY me ordenó parar.Debido a su poder,Yo la obedecí,Pero profundo en mí,Dentro fue plantadaUna semilla de rebelión.Y cuando me dio la espalda,Abrí mi ser de nuevo,Lo abrí a la Noche,Y vi en las estrellasInfinitas posibilidades, Y conocí un camino,Un camino de poder y SangrePara que yo lo siguiera,Así pues abrí en míEsta Senda Definitiva,Desde donde otros caminosProcederían.Con este nuevo poder,Rompí las cadenasQue puso en míLa Señora de Noche.Dejé la reina CondenadaEse mismo atardecer,Ocultándome en sombras,Huí a las tierras de NodY llegué a un lugarDonde no pudieran encontrarmeNi siquiera sus demonios


Clanes Vampíricos: Lasombra


Es el clan del liderazgo dentro del Sabbat. Suelen ser los más agresivos y leales a la secta. Su éxito en la destrucción de los miembros del clan que no pertenecieran al Sabbat les confiere un nivel de prestigio adicional. Algunos dicen que los Lasombra del Inconnu han sobrevivido y quieren destruir a sus Chiquillos. También hay algunos antitribu fuera del Sabbat, algunos pertenecen a la Camarilla, pero la mayoría sirven a sus propios intereses.

Son líderes natos, se alzaron para encabezar la secta poco después de que los líderes Brujah traicionasen a los anarquistas. Sabían que serían duramente castigados por matar a sus antiguos, por eso debían mantener la fuerza de los anarquistas que quedasen. Desde entonces han disfrutado de mucho prestigio en la secta. Salvo uno, todos los Regentes han sido de esta clan. La mayoría son miembros de manadas establecidas, ya que de esa forma les es más fácil aumentar su poder.


Son leales al Sabbat, pero también creen que es su responsabilidad y su derecho ser los líderes más fuertes del clan. Suelen pelearse entre quien de ellos va a mandar, pero prefieren a un Lasombra antes que a un vampiro de otro clan. Hay menos intrigas en el Sabbat que en la Camarilla, pero las que hay se dan entre los miembros de este clan. Están tan interesados por la libertad como el resto de los demás clanes, pero contemplan de forma distinta los medios de retenerla.

Hacen hincapié en el control de las instituciones mortales, religiosas, políticas...como medio de defender al Sabbat ante las amenazas. Son el clan que más Criados tienen y mantienen agentes en muchos cargos de poder y espías por todo el mundo. Estos agentes son leales al Sabbat, pero responden directamente al clan, después de todo piensan que lo que es bueno para el clan es bueno para la secta. Son maestros de las intrigas, más que los Ventrue o Tremere, pero en vez de erigir una elegante fachada como estos dos clanes, se muestran abiertamente competitivos.

Mantienen sobre sus hermanos de la secta un férreo control, mediante una combinación de fuerza, espionaje y manipulación. La palabra "maquiavélico" les define. El sigilo y la astucia son una segunda piel para ellos. Antes de la Revuelta Anarquista la mayoría vivía en el Mediterráneo, estableciendo control sobre la religión y política mortal. Montaron una red de espías que cubría toda Europa occidental, Rusia y las colonias europeas. Después de matar a sus antiguos se vieron obligados a huir al norte, a Escandinavia. Aquí fue donde el Sabbat se convirtió en una verdadera secta. Como la Camarilla trató de destruirles, incitaron a la emigración masiva del Sabbat al Nuevo Mundo.

Apodo: Guardianes.
Apariencia: Los más antiguos suelen tener ascendencia española o italiana. Los más jóvenes son de muchos puebles. La mayoría se viste bien, les encanta la riqueza y a menudo llevan joyas caras y conducen coches de lujo.
Refugio: Los más jóvenes no suelen tener un refugio privado, prefieren el refugio comunal. La mayoría de los antiguos prefieren su refugio privado, pero se quedan con la manada cuando es necesario.
Trasfondo: Escogen mortales con ansias de poder. A menudo escogen entre los que ya poseen influencia política o económica. Buscan a los mortales más inteligentes y astutos para reforzar al Sabbat.
Debilidad: No se reflejan en espejos ni aparecen en fotos o películas. Muchos tienen criados
humanos o ghouls que los atienden.

Organización: El clan no esta muy unido, pero celebran reuniones, denominadas conventillos, por lo menos, cuatro veces al año. Se celebra un conventillo indenpendiente en cada archidiócesis, abierta a cualquier miembro del clan que se encuentre en la zona. Las reuniones sirven para que los miembros se mantengan al tanto. Los conventillos coordinan el apoyo al clan para causas que pueden ayudar a los Lasombra y al Sabbat en general. La Vaulderie desempeña un papel importante. También es el lugar donde observar las intrigas y rivalidades entre miembros del clan, cuando luchan contra la Vaulderie.

domingo, 11 de julio de 2010

el amor de dracula y mina

nosferatu

 




Los Nosferatu son los de apariencia menos humana de todos los clanes. Se parecen, algo a animales salvajes. Su olor y aspecto son repulsivos; uno podría llegar a decir monstruosos. Orejas largas y tuberosas, cráneos de piel áspera cubiertos de mechones con pelo y rostros alargados salpicados de verrugas y bultos asquerosos se cuentan entre sus rasgos menos nauseabundos.

  Después de que los Nosferatu han sido Abrazados, sufren un periodo de transformación excepcionalmente doloroso. Durante un periodo de semanas, lentamente evolucionan desde su semblante mortal hasta su rostro de Nosferatu.

 Al principio, los chiquillos pueden regocijarse en sus poderes recién hallados, pero pronto comenzará el dolor y los cambios. El trauma psicológico de convertirse en una monstruosidad tan odiosa es a menudo más doloroso que los síntomas físicos.
 

  Los Nosferatu suelen Abrazar a los mortales que están deformados de una forma u otra: emocional, física, espiritual o intelectualmente. Consideran que el Abrazo es demasiado horrible para administrarlo a cualquier ser humano útil. Con el cambio en vampiro, los Nosferatu esperan redimir de algún modo a los mortales, darles una segunda oportunidad. Es sorprendente con cuánta frecuencia funciona. Bajo el exterior horrible, los Nosferatu son prácticos y sorprendentemente cuerdos.

       Se dice que se regocijan en estar sucios y asquerosos y hacen poco por tener mejor aspecto (tampoco es que puedan hacer mucho). De hecho, son animosos entre su miseria, sobre todo cuando otros se ven obligados a entrar en su reino. Tienen fama de gruñones y lascivos y no se puede contar con que se adecuen a las normas de la sociedad civilizada.

       Si bien su disciplina de Ofuscación permite a los Nosferatu desplazarse a través de la sociedad mortal,son incapaces de relacionarse con ella. Por tanto, deben vivir separados. Los hábitos que provienen de esta existencia se extienden a sus relaciones con otros vampiros. Evitan todo el contacto, prefiriendo su propia existencia solitaria al caos de tratar con otros. Aunque los Nosferatu no puedan confraternizar con otros vampiros, mantienen un conocimiento sorprendente sobre los asuntos de la ciudad. Prefieren tácticas tales como escuchar las conversaciones de otros vampiros desde un escondite, y se sabe que algún Nosferatu ha llegado a entrar a hurtadillas en el refugio del Príncipe para descubrir los secretos más profundos de esteantiguo. Cualquiera que desee alguna informacián sobre la ciudad o sus habitantes inmortales sólo necesita hablar con un Nosferatu.

       Los Nosferatu sí que se mantienen en contacto unos con otros y han desarrollado una subcultura única entre la Estirpe. Se acogen entre sí con la cortesía y amabilidad más elaboradas. Comparten la información que hayan recogido y, en consecuencia, son probablemente los mejor informados de la Estirpe.

sábado, 26 de junio de 2010

vampirismo




Estoy perdiendo el color
me estoy durmiendo al amanecer
estoy perdiendo el calor
me estoy muriendo y no sé
por qué.
Ya no pienso en eso
no soy yo
el que ronda por las noches
loco por saciar esa sed.
Por qué me tratas tan mal
por qué te escapas, por qué
no ves
que si me matas tal vez
entre las sombras renaceré?
No pensés en eso
yo estoy bien
solamente los espejos
quieren mi reflejo esconder.
Vampiro!
Déjame dormir tranquilo!
Vampiro!
Déjame dormir tranquilo!
Aléjate de mis emociones
vampiro
porque
ya no resisto más.
Y aléjate de mis tentaciones
porque este cuerpo es mío,
nada más.
Ya no pienso en eso
yo estoy bien
solamente los espejos
quieren mi reflejo esconder.
Ya no pienso en eso
no soy yo
el que ronda por las noches
loco por saciar tu pasión.
Vampiro!
Déjame dormir tranquilo!
Vampiro!
Aléjate de mis ilusiones
vampiro
porque... ya no existen más.
Y aléjate de mis tentaciones
porque este cuerpo es mío,
nada más.
Ya no pienso en eso,
no soy yo
mi mirada de fantasma
sólo puede decirte adiós.
Vampiro!
Vampiro!
Sangra sin parar!
Sangra sin parar!
Sangra sin parar!
Sangra!
Ya no pienso en eso...

poema

 
 
 
CERRÉ LOS OJOS
Y CAÍ SUMERGIDA EN UN PROFUNDO SUEÑO,
EN UN SUEÑO DEL QUE UN VAMPIRO
ERA SU DUEÑO,
Y LE SENTÍ TRASPASAR MI CUELLO,
INCAR SUS COLMILLOS EN MI YUGULAR,
SUAVE, DULCEMENTE,
YO NO QUERÍA DESPERTAR,
PERO DE PRONTO ABRÍ LOS OJOS
Y CREÍ QUE ERA EL FINAL,
HASTA QUE ME RETORCÍ DE DOLOR,
COMO ATRAVESADA POR ESPADAS,
VÍ UNA MARCA EN MI CUELLO ,
ESTABA PALIDA Y HELADA.

niños lobos

El tema de¡ niño lobo ha inspirado algunas antiguas mitologías, tal como la historia de Rómulo y Remo, los hermanos fundadores de Roma, cuya leyenda cuenta que fueron criados por una loba. Pero muchos casos de niños alimentados por lobos sucedieron realmente. En la Europa medieval. En Hesse, en 1341, se registra por primera vez el hecho de un niño criado por lobos. El muchacho, descubierto por unos cazadores, se desplazaba exclusivamente en cuatro patas y saltaba muy alto. Cautivo, no soporta su nueva vida y muere rápidamente. Tres años más tarde, se menciona un nuevo caso de un niño alimentado por lobos. Esta vez, el retorno a la civilización no acarrea la muerte del niño, quien aprende a hablar y vive hasta los 80 años. Los documentos evocan, sin embargo, su tristeza al haber sido separado de los lobos. Las muchachitas de Midnapore. La mayor parte de los casos de niños lobos modernos se han registrado en la India, particularmente en la selva de Bengala. La historia más célebre es la de las niñas de Midnapore. Fueron dos jovencitas, descubiertas en 1920 por un misionero indio, el reverendo J. Singh. Encontradas en la cueva de una loba, las pequeñas fueron conducidas al orfelinato de Midnapore, de donde dependía el reverendo. La más joven fallece rápidamente, sin haber podido caminar ni hablar, y la segunda, que sobrevive nueve años desde su captura, aprende penosamente a sostenerse de pie y a pronunciar algunas palabras. Un caso reciente. Nuevamente en la India, pero en 1976, en la selva de Sultampur, se encuentra un niño de cerca de ocho años, que juega con unos lobeznos. Está hirsuto y sucio y sus uñas son largas como garras. Los aldeanos que lo descubren tratan en vano de civilizarlo y luego lo confían a las Misioneras de la Caridad en Lucknow, al norte de Nueva Deihi, junto a las cuales el niño vive hasta su muerte, en 1985.

mitologia del hombre lobo

Leyendas que se refieren a hombres que se transforman en lobos son conocidas desde la Antigüedad. El término mismo de «licantropía» viene del nombre de un rey griego, Lycaon, soberano de Arcadia, transformado en lobo por Zeus por haber osado servirle carne humana durante un banquete. El rigor de los inviernos a fines de la Edad Media y a comienzos de la época moderna así como el temor a los lobos, todavía muy presente en los bosques de Europa entre los siglos XV y XVI, pueden explicar la epidemia de hombres lobos que se produjo en esta época. Pero la convicción de que un ser humano puede transformarse en un animal depredador no es sólo propia del mundo occidental. La figura del hombre tigre y la del hombre cocodrilo desempeñan un rol análogo a la del hombre lobo en las leyendas indias y africanas, por ejemplo. A pesar de que es imposible que un hombre se transforme efectivamente en lobo, ello no significa que algunas mentes enfermas no hayan podido creer que ellas mismas son capaces de tal metamorfosis. Por lo demás, el término licantropía designa en sicoanálisis una dolencia en la cual el paciente se imagina ser un lobo, alucinación que explica sin duda el extraño desarrollo de ciertos procesos y las confesiones de los acusados.

sábado, 12 de junio de 2010

vampirismo

"Me dispongo a relatar un sueño que supuso un curioso descubrimiento.
Una noche en lugar de la voz que solía escuchar en la oscuridad, se alzó otra voz, temible y tierna, que decía:
-Tu madre te advirtió que desconfiaras del asesino.
En ese mismo instante, la habitación que se hallaba a mi alrededor se iluminó de improviso y vi a Carmilla de pie, junto a mi cama, su camisón de noche empapado en sangre.
Joseph Sheridan Le Fanu - Carmilla (1872).
En pleno siglo de las luces, el gran filósofo Voltaire no podía explicar la razón por la cual aún se creía en vampiros, y al encontrarnos en los albores del siglo XXI nosotros podríamos pensar que las palabras del filósofo siguen teniendo validez. Si ya tenemos entendido que el vampiro es un personaje ficticio, alimentado por la literatura y la industria cinematográfica, tampoco es raro ver que se siga investigando el tema de una forma seria, apareciendo nuevos estudios y publicaciones. Internet ha podido acercar a los amantes de estos seres nocturnos ubicados en diferentes partes del mundo y nosotros somos una parte de ello. 
Culto a la Sangre y Vida Eterna
 
¿Porqué nos resulta interesante el tema?, será simplemente por ser un muerto viviente que se dedica a alimentarse succionando la sangre de otros mortales (primero en el seno familiar y después a quién se le cruce por delante), o porque unifica dos elementos que siempre han despertado el misterio y el simbolismo en el hombre: El culto a la sangre y la inmortalidad.
Desde tiempos distantes el hombre ha tenido por sagrados 3 fluidos humanos: La Leche Materna, el Semen y la Sangre. La Sangre como energía vital, debió considerarse como sacra desde que el primer hombre pisó la tierra, en esos lejanos tiempos se comprobaba que ocurría cuando se perdía gran cantidad de ella y debió asociar el dolor con la perdida de la misma. Para diversas religiones y creencias este fluido tenia un carácter especial, citando como ejemplo la misma sangre de Jesucristo dadora de vida eterna; el concepto de Sangre azul ligado a la nobleza; la pureza de a sangre de Judíos y los miles de ritos paganos en donde se bebía este preciado líquido por diversas razones. En América algunos pueblos comían la carne y bebían su sangre de sus enemigos o parientes, con el fin de poseer y adquirir las cualidades que tenía el difunto en vida.

La eternidad, ser inmortal ha sido hasta hoy uno de los mayores anhelos y misterios del ser humano, encontrar la fuente de la eterna juventud, retardar el envejecimiento, quien no ha pensado y soñado en ello. Este sueño de lograr la inmortalidad va ligado con el miedo a la muerte, no porque pudiera ser algo doloroso, sino más que nada por ese temor a lo desconocido y a la disgregación. Como ejemplo sólo debemos recordar a la cultura egipcia con su afán de trascender en el tiempo, su creación de momias y técnicas funerarias han intentado salvar este misterio.
Lamias y Strigoi
Desde la antigüedad hemos encontrado al vampiro formando parte del panteón demoníaco, en culturas como la China, Malasia, España, la India, el Japón, América, entre otros lugares, pero es exactamente en los pueblos eslavos en el este europeo donde adquiere su nombre y gran parte de su imagen característica.
En pleno siglo de la razón pueblos como Silesia, Moldavia, Rusia, Transilvania, Valaquía, Austria, Hungría, sufrieron epidemias de vampirismo, apoyados por la ignorancia, el folklore y las leyendas populares que seguían formando parte de las conversaciones familiares. Hay que darle especial importancia también a la cantidad de enfermedades y pestes que asolaron esos años (porfirias y demases). Ya no eran las "Lamias" de la cultura Greco-latina sino que esta vez los "Strigoi" asolaban las aldeas, saciando su hambre con sangre fresca.
Sobre el término "Vampiro" podríamos decir que ha sido objeto de múltiples estudios, siendo el más cercano el que lo relaciona con las palabras " Vopyr " o " Upyr " (*) , perteneciente a la lengua eslava. Sobre que región eslava vendría exactamente el término sería un tema para un debate mayor ya que estas lenguas se dividen en occidentales, meridionales y orientales, en donde el término " upir ", " upior ", " upyr " deriva según el eslavo meridional del turco " ubre " que significaría "Bruja".
Otra versión más occidental nos lleva a la palabra serbia "beamiup" o al lituano "wempti" que significaría algo como "beber" derivando a la palabra "vampiro", asociándose a términos como el "vopyr" ruso o el "dhampir" albanés. Autores americanos e ingleses se limitan a extraerlo de la palabra serbia "vampir", siendo esta una de las posiciones que más aparecen en libros del tema.
El origen, imagen y personalidad es muy variada según la zona geográfica, por lo general se les reconoce como seres similares a los humanos que fueron nacidos con algún defecto físico, fueron excomulgados, tuvieron una muerte violenta o se suicidaron. Su aspecto se caracteriza como personas lánguidas y de piel extremadamente blanca, fría, mal aliento, uñas larguísimas así también sus colmillos filosos y puntiagudos. Para deshacerse de ellos se empleaban técnicas de las más variadas, las cuales se diferenciaban un poco según la región:
Clavarles el sudario en el ataúd, dejar semillas en el mismo o tapar la mandíbula con un ladrillo o piedra eran algunas, también podían ser eliminados con el fuego, cortándoles la cabeza o atravesando su corazón (inyectado en sangre) con una estaca de madera (y no cualquiera). También se habla de las balas de plata, aunque esto esta mas ligado con el mito del hombre lobo que vendría siendo un pariente cercano. 



Tratados y Literatura Fantástica

En medio de una Europa consternada por el vampirismo que fue incluso ratificada por la misma iglesia católica, el siguiente paso del mito era la literatura, y en este sentido dieron a luz una serie de interesantes tratados sobre el tema. Entre estos textos destacamosmos el "Visum et Repertum"(1731), que era una investigación sobre un caso conocido de vampirismo que afectaba a una persona llamada Arnold Paole, este era un campesino que al tiempo de muerto fue acusado de vampirismo. También podemos citar el tratado "De Masticatione Mortuorum in Tumulis Liber" publicado en Leipzig en el año 1728 por Michael Ranft y el "Dissertatio Physica de Cadaveribus Sanguisugis\" de Johann Stock (1732). Pero el más conocido es el "Traité sur les apparitons des esprits, et sur les Vampires, ou les revenants de Hongrie, de Moravie, etc.", escrito por el clérigo don Agustín Calmet (1672-1757) (**) . Este monje benedictino en una obra curiosa y de 2 tomos presenta una variedad de casos de vampirism y apariciones. Este mismo texto hace que Voltaire se indigne y dedique un capítulo entero en su "Diccionario Filosófico", mientras Rosseau fustiga la creencia en vampiros enviando una carta a París.
Su llegada a la literatura fantástica es el resultado de una rica mezcla de todos estos ingredientes ya citados y el talento de sus exponentes. Sin el aporte de Calmet, las leyendas populares, los ritos y supersticiones no podría haber sido concebidas obras tales como: "Drácula", "Carmilla", "Varney", "Lestat", "Clarimonda","La novia de Corinto", "La Tumba de Sarah", "Ligeia" o "El Vampiro" de Jhon William Polidori, este último cuento marca el punto de partida de la literatura (narrativa) propiamente de vampiros y viene a ser el padre del Vampiro aristocrático tal como lo tenemos conceptualizado en nuestra mente.
La aparición del Vampiro en otras manifestaciones artísticas como el teatro, el comic, el cine pasando por las llamadas "Tribus" urbanas , entre otras fueron modificando y adaptando la imagen del vampiro según la interpretación de sus autores, independiente si se ajustaban a la idea original. Después de miles de años de "no-vivir" el vampiro sigue haciendo de las suyas, y al parecer tiene cuerda y sed para rato.

La leyenda del conde Struc



A pesar de la creencia general de que el vampirismo, tal como lo entendemos habitualmente, procede de Transilvania, ya existía una leyenda en el condado de Ampurias (actual Ampurdán) en el siglo XII situado en la antiguamente llamada Catalunya Vella (es decir, aquella que durante la invasión musulmana no fue sometida a las hordas invasoras y permaneció cristiana), donde tuvo lugar la más escalofriante de las historias de nosferatus o estrugas, palabra ésta derivada de estriges.
Algunos la ubican durante el reinado de Pere el Catòlic hacia 1212 pero las fuentes más fidedignas la sitúan en 1173, año en que transcurre mi novela “Estruch”. En aquellos tiempos se vivían continuos conflictos entre la Corona de Aragón y Cataluña contra los reyes de Francia para apoderarse de Occitania, territorio que pasó a pertenecer desde entonces a la Federación catalanoaragonesa. El rey Alfonso II el Casto, era un joven de diecisiete años y desde la muerte de su predecesor Ramón Berenguer IV la tutoría de nuestras tierras estaba en manos del rey inglés Enrique II de Plantagenet (padre de Ricardo Corazón de León, el mismo de las cruzadas y las aventuras de Robín Hood) y del Obispo de Barcelona Monseñor Guillem de Torroja.
El rey catalán tenía como enemigo principal al rey Llop (en castellano “Lobo”) de Murcia y las incursiones en la Tarraconense eran frecuentes y, al mismo tiempo, teníamos las luchas fronterizas del norte contra los francos en la disputa de Occitania.
Por eso el condado de Ampurias era un hervidero de intrigas, luchas con castellanos e ingleses (aliados del rey Alfonso) por un lado y por el otro los enemigos ya mencionados, sin olvidarnos de los navarros siempre en liza con el reino de Aragón. El conde Estruc fue un notable guerrero que siempre luchó en favor de la Corona catalanoaragonesa y, en aquellos años, ya estaba en su senectud por lo cual fue enviado a Llers, una pequeña villa cerca de Figueras, donde existía otro enemigo esta vez interno: los paganos.
Parte de los catalanes del siglo XII aún vivían apegados a los antiguos cultos iberos paganos, anteriores al Cristianismo, por lo cual éstos eran un potencial aliado de los árabes o, tal vez, de los francos. Por esa razón el viejo soldado tuvo que reprimir esos cultos ancestrales que aún creían en la magia y las ciencias ocultas, origen de la actual creencia en brujas y demás supersticiones, y obligar a los campesinos ampurdaneses a abrazar la fe en Cristo.
Esta represión motivó que el anciano conde sufriera una maldición por parte de sus víctimas y que tiempo después de su muerte natural, Estruc rejuvenecido se levantara de la tumba convertido en reviviente sembrando el terror por toda la Catalunya Vella. Dicen las antiguas leyendas que sólo salía de noche para beber la sangre de sus víctimas, gustaba seducir y violar a las mozas casaderas dejándoles embarazadas. Al cabo de nueve meses las desafortunadas parían pequeños monstruos que morían no más nacer ya que, según las tradiciones antiguas (curiosamente idénticas tanto en Cataluña como en Transilvania) un vampiro no puede tener hijos.
El rey Alfonso II tenía no pocos disgustos en aquellos tiempos y la población estaba realmente aterrorizada. La gente tenía miedo de salir de noche, todos llevaban ajos y crucifijos para protegerse del terrible nosferatu y ya nadie podía dormir en paz hasta que una anciana religiosa encontró la tumba del conde Estruc y le clavó la estaca en el corazón, desapareciendo para siempre la maldición.
Pero el recuerdo del vampiro sobrevivió al paso del tiempo y aún queda el dicho “tenir malastruc” o “mala astrugancia” para definir a quién tiene mala fortuna. Incluso durante generaciones las madres catalanas amenazaban a sus hijos con llamar al conde Estruc si no eran buenos y no hacían lo que se les mandaba.
En el mismo Llers, un poblado donde sopla con gran fuerza la Tramontana del Canigó, un viento frío y áspero que los antiguos habitantes achacaban a unas brujas legendarias, las célebres brujas de Llers que dominaban los aires. El agudo silbido del viento, según las creencias populares, era motivado por la furia de estas mujeres. En Transilvania existía un mito semejante, las ”Ieles” (es decir “las Ellas”), cuyo paralelismo es sorprendente.
Otra leyenda catalana célebre es la de los dips, nombre que se les dio a una especie de perros vampiros (o perros estrugas) que existieron en unas praderas situadas a unos cuantos kilómetros al sur de Reus. Por esa razón se creí un pueblo llamado Pratdip, cuyo nombre es una unión de la palabra Prat (pradera) y dip que en su escudo incluye la figura de un can harto significativa.
Empero, la importancia del conde Estruc es decisiva en la evolución del mito vampírico aunque en aquel tiempo no se le conocía con tal nombre, y podemos considerarle como el primer upiro de la Historia tal como lo entendemos actualmente. Es sabido que en aquellos años, Ricardo Corazón de León, futuro rey de Inglaterra, residía en la misma zona en que se desarrolló la leyenda del conde Estruc ya que fue enviado por su padre Enrique II de Plantagenet para participar en las Guerras del Rosellón, a favor de la corona aragonesa y catalana contra los francos estableciéndose en Perpiñán, a muy escasas leguas de Figueras y de Llers. Tal vez este dato justifique que, tras la Tercera Cruzada acontecida entre 1190 y 1192, el mito pase al Este de Europa.
Es sabido que Ricardo de Inglaterra atravesó el Danubio, camino de Tierra Santa, y que a su regreso en 1193 fue hecho prisionero por Leopoldo, duque de Austria, quien solicitó un fuerte rescate originándose en Inglaterra el conflicto que hemos visto en las películas de Robín Hood. El rey inglés estuvo encerrado en el castillo austriaco de Tierenstein, muy cercano a Transilvania, y cosa curiosa es a finales del siglo XII que estas leyendas irrumpen en los Cárpatos.
Los revivientes masculinos fueron llamados “strigoí” y los femeninos “strigoaíaca”, como vemos su fonética es muy semejante a la palabra ”estriges”, el mito griego, pero también a “estruga”, la leyenda catalana.

miércoles, 2 de junio de 2010

Había una vez...



Según una leyenda vampírica, se cree que el primer vampiro fue Cain, el tercer ser humano, el que mato a su hermano Abel. Los arcángeles lo condenaron a vivir por siempre, privado de la luz del sol, y a beber siempre sangre. También lo condenaron a que sus hijos llevaran la maldición y se odiaran entre ellos. Por mucho tiempo, Cain vago, y se encontró con Lilith, la primera mujer, la que Dios creo del barro como a Adán, pero que tuvo que echar del paraíso por "nefasta", y recién después hizo a Eva... (aunque Lilith se menciona dos veces en la Biblia, y no en el Génesis). Lilith era maga, y le enseño a Cain algunas de sus artes, pero como el estaba maldito, los poderes que aprendió eran distintos de la Verdadera Magia (la que haría un mago del juego Mage). Sus Disciplinas (así se llaman los poderes vampiros) eran en cierto modo menos libres, mas determinadas (pero no menos efectivas... en fin, hay mucho que hablar al respecto). Pero Cain después se fue, y fundo la ciudad de Enoch, y se sintió solo, por lo cual transmitió la maldición a tres mortales, conocidos como la segunda generación. Al pasar solo una parte de su sangre, la segunda generación era menos poderosa que la primera, Cain. La segunda generación también hizo Vasallos, en total 13, que son la tercera generación, menos poderosa que la segunda. Luego vino el diluvio, y Cain se fue de la ciudad pensando que era un castigo divino.
Ahora bien, se cumplió la maldición, y la tercera generación se levanto contra la segunda, y se dice que la segunda murió. Cain entonces maldijo a cada uno de los 13 vampiros de tercera generación, y cuando estos 13 hicieron Vasallos, les transmitieron esta maldición. Cabe aclarar que estos vampiros: los 13 de tercera, los 3 de segunda y Cain, se llaman Antediluvianos (por razones obvias).
De ese modo, existen 13 clanes, cada uno de los cuales se diferencia de los otros por el Antediluviano de tercera generación del que provienen. Como cada uno de ellos tenia una personalidad distinta, eligieron como Vasallos a gente que cumpliera tal o cual característica, como por ejemplo, tener inclinación artística (clan Toreador) o capacidad para el liderazgo (clan Ventrue), y así. Estos Vasallos de la tercera generación, es decir, la cuarta, a su vez fue eligiendo gente a fin a ellos, y así cada clan tiene ciertas características comunes, y por supuesto la maldición particular impuesta por Cain.
Con cada generación, la sangre se diluye cada vez mas (porque lo que se va transmitiendo es la sangre de Cain), por lo cual una generación de numero mas alto es menos poderosa que las anteriores. Por ello, el Señor va a ser siempre mas poderoso que el Vasallo.
Los vampiros, tal vez a falta de algo mejor que hacer, buscan tener poder sobre el
mundo de los mortales. No es el caso para todos y cada uno de ellos, pero suele ser la ambición generalizada. Por esa razón, las intrigas políticas

en el mundo de los vampiros se suceden sin cesar, cada uno tratando de superar a los demás. La amistad entre ellos es casi imposible, sobre todo entre los vampiros mas viejos que ya casi no tienen emociones humanas.





                            

domingo, 23 de mayo de 2010

las traiciones

Nuestra antigua raza tiene aún más antiguas leyes que se han transmitido a lo largo de los siglos... Costumbres que se han convertido en deberes que cumplir en cada Principado y cuya infracción puede causar la muerte al Cainita.
Son los restos del reinado de Caín en las primeras noches, por lo que son respetadas, aunque no siempre cumplidas debidamente. Cada vez más Cainitas, fundamentalmente de los Clanes Lasombra y Tzimisce, ponen en duda su utilidad.
Éstas son las leyes de los Príncipes...
El Legado: Esta Tradición marca el linaje de Caín como sublime y dominador de la noche. Al atenerse a las Tradiciones, los Vampiros reconocen ser herederos de Caín. Es el primer paso de autoafirmación de un Vampiro.
El Dominio: Esta Tradición se defiende a muerte en las noches que vivimos, en las que los Vampiros luchan entre ellos por Dominios cada vez más reducidos. El Dominio otorga al Vampiro el derecho de alimentación, influencia y refugio en un territorio determinado que no podrá ser violado por otro. Esta Tradición obliga al Vampiro a ser hospitalario con otro Cainita que llegue a su Dominio, se presente ante él y reconozca su propiedad. Los Príncipes tienen como Dominio ciudades enteras que pueden cerrar a quien deseen.
La Progenie: Sólo el Vampiro más antiguo del lugar puede dar permiso para crear un chiquillo... Esta Tradición se rompe cada noche cada pasa, dando lugar a una peligrosa superpoblación vampírica. Cuantos más Vampiros haya, menor será la sangre disponible y los Dominios explotables. Quienes transgreden esta norma suelen ser destruidos junto a su chiquillo bastardo.
La Rendición de Cuentas: El sire de un nuevo Vampiro es responsable de los actos de éste durante un tiempo. Por esta razón, los Cainitas se cuidan mucho a la hora de hacer progenie para no pagar las irresponsabilidades de los neonatos. Aunque cada noche está más en desuso, esta Tradición obliga al sire a presentar a su chiquillo al Príncipe en busca de aprobación.
La Destrucción: Sólo el Príncipe puede hacer uso de esta Tradición, que le permite dar la Muerte Definitiva a otro Vampiro. Un gobernante puede usar esta ley para castigar cualquier crimen mediante la Lextalionis. Este método consiste en la declaración del Vampiro infractor, canalla o asesino como enemigo común que debe ser destruido por todo aquel Cainita que tenga la oportunidad de matarlo.
El Silencio de la Sangre: Los Vampiros son quizá un escalón superior en la escala evolutiva... pero deben tener cuidado ante una turba de humanos dispuestos a darlos caza. Los mortales... saben que algo vive a su lado en la noche, por lo que los Príncipes suelen obligar a ser discretos a sus vasallos. Este Silencio casi sagrado esconde a los Vampiros bajo la capa de normalidad de la vida de los mortales, ocultándolos a sus ojos. Algunos hablan de esto como Mascarada... No obstante, cada vez más esquiroles postulan que esta Tradición es innecesaria y se muestran ante su alimento como lo que realmente son.

LA BESTIA


Me adentraré más en sus secretos en los capítulos que en esta sucesión de noches he dedicado al estudio y análisis de los Caminos que rigen nuestra no-vida.
Aquí simplemente tendré que detallar aquellas situaciones terribles... o quizá no tanto, en las que nuestra Bestia interior se apodera de nosotros, convirtiéndonos en esos monstruos que los humanos han temido desde el principio de los tiempos. No somos santos, ni ángeles. No me atrevo a asegurar que seamos demonios, pero en cualquiera de estos casos puede pensarse que sí...

EL FRENESÍ: Representa un estallido de emociones sin control en el que el Vampiro pierde toda conciencia. El Cainita es consumido por la rabia, atacando a amigos y enemigos para huir o tratar de mantener su no-vida a salvo. Las heridas, el hambre, la ira, el peligro o la humillación pueden llevar a un Vampiro a este estado.
Cuando un Cainita está en Frenesí, es incapaz de usar Disciplinas, y sólo un fuerte control de su voluntad le permite vislumbrar entre la furia un atisbo de racionalidad con el que guiar sus acciones. Ahora bien, en este estado bestial, los Cainitas no sienten el dolor de sus heridas. Se dice que algunos salvajes de Escandinavia son capaces de entrar en Frenesí a voluntad...

EL RÖTSCHRECK: Los Vampiros no somos inmunes al miedo. Nuestra inmortalidad no es absoluta, y como extraña paradoja, aquellos destinados a ver el ocaso de los tiempos somos los que más tememos perder nuestra existencia.
El Miedo Rojo es otro de los estados de control de la Bestia. Generalmente el fuego y la luz del sol son sus detonantes. Un Cainita medianamente inteligente se alejará prudentemente de cualquier llama. No obstante, a veces no es posible, y en esos casos el Vampiro debe apelar a su coraje para evitar correr y huir con todos los miedos a su alcance.

LA MUERTE


Incauto es el Cainita que cree que nunca conocerá el frío de la Muerte Definitiva. El renacimiento después de la vida mortal nos lleva a trascender a un estado superior y más resistente... Pero a la larga, todo Vampiro deberá ajustar las cuentas con el Padre Oscuro y con Dios, si es que existe.
Alzarse después de muerto tiene sus ventajas, sus inconvenientes y múltiples misterios...
LA MUERTE DEFINITIVA: Por lo general, ni las enfermedades, la asfixia, los venenos, las caídas, u otro tipo de accidentes causan la Muerte Definitiva a un Cainita. Sin embargo, sí hay maneras de abandonar para siempre el reino terrenal. Siempre que un Vampiro sufra daño de especial gravedad hasta superar incluso el dolor aguantable en la inconsciencia, se convertirá en un montón de cenizas. La luz del sol, el fuego, la decapitación o las capacidades sobrenaturales de otros seres (garras de los Garou, Alta Magia...) pueden matar definitivamente a un Vampiro.

EL LETARGO: El Letargo es otro estado propio del abandono de la vida. Consiste en un sueño extremadamente duradero en el que el Cainita vuelve a dejarse abrazar por Morfeo. Durante el tiempo que permanezca en Letargo, no se consumirá su Vitae y estará a todos los efectos como el coma de los mortales.
Un Cainita puede entrar en Letargo a voluntad, deseando despertar cuando pasen semanas, años e incluso siglos, pero también puede verse inducido a este estado cuando haya sido gravemente herido, pero no lo suficiente como para morir definitivamente.

LA DIABLERIE: No nos engañemos... La Diablerie o Amaranto es considerado el mayor pecado que puede cometer un Vampiro, pero noche tras noche los Cainitas se canibalizan los unos a los otros. La Diablerie consiste en el acto por el que un Vampiro mata a otro bebiendo toda su Sangre.
Múltiples leyendas se asocian a este acto. Se asegura que da poderes y ventajas, aunque también acarrea maldiciones... Incluso algunos dicen que el alma del Diablerizado pervive en su asesino. En cualquier caso, es el único método para descender de Generación y acercarse al Padre Oscuro... y es un deporte ritual en el caso de los Assamitas.
En casi todos los Principados de Europa cometer Diablerie se convierte en excusa para una Caza de Sangre... Y es difícil escapar, puesto que el aura del Diablerizador refleja su acto con decenas de vetas de color negro que son reconocibles para quienes dominen el Áuspex.

CAZA DE SANGRE: Una de las acciones de justicia o venganza más antiguas del mundo conocido es la Caza de Sangre Cainita. Sólo un Príncipe puede invocarla. Consiste básicamente en el establecimiento de una orden de eliminación de un Vampiro o varios que debe ser cumplida por todo aquel Cainita que tenga conocimiento de ella.
En ocasiones especiales, los Príncipes permiten que se cometa Diablerie sobre el Cazado. La Caza de Sangre sigue un complejo mecanismo de creación, que incluye el envío de una rosa roja al Cazado para notificarle que se le busca para matarle.

EL JURAMENTO DE SANGRE: El Juramento no es un caso, como los anteriores, relacionados directamente con la muerte o la persecución, pero es una característica única del vampirismo.
La Vitae Cainita tiene la capacidad de esclavizar a aquellos que la beban en tres ocasiones en tres noches distintas. Normalmente se utiliza para la creación de ghouls, sirvientes absolutamente leales que siguen siendo humanos. No obstante, en una sociedad tan política y llena de traiciones como la de la Larga Noche, se ha convertido en una práctica habitual esclavizar a otros Vampiros.
Después de que un Cainita beba tres tragos de la Sangre de otro, quedará irremediablemente esclavizado a él, sin ninguna posibilidad de actuar en su contra o rebelarse contra sus deseos. En ocasiones, el Vínculo se establece sin que el esclavo lo sepa con sutiles trampas preparadas por el amo o Domitor. En las últimas noches, cuadrillas enteras se han Vinculado unas a otras para afianzar su lealtad y evitar las injerencias de otros Cainitas en un ritual llamado Vaulderie.
Romper el Juramento es prácticamente imposible... se requiere mucha voluntad, años y separación entre el Domitor y el esclavo... algo difícil de conseguir cuando el esclavo es incapaz de alejarse de su amo.

LA GOLCONDA: La mayor leyenda del vampirismo...la Golconda...Según aseguran los locos que tratan de alcanzarla, se trata de un estado tal en el que el Cainita trasciende y evita las desventajas de la muerte. Hay miles de rumores acerca de ella... que el Vampiro ya no necesita Sangre, que alcanza la fuerza de un Dios, que no caen en las tentaciones de la Bestia...
En cualquier caso, si alguien la ha alcanzado, no ha regresado para relatarla...

mutusalenes

Matusalenes: Si los Antediluvianos son los dioses de los vampiros, los terribles Matusalenes son semidioses y avatares. En un punto entre los mil y dos mil años de edad, un profundo cambio tiene lugar en el Vástago. A veces se trata de una mutación física, pero otras es mental o emocional. Sea cual sea la naturaleza del cambio, el resultado final es que el vampiro pierde toda apariencia de humanidad. Habiéndose apartado de lo terrenal al reino de los sobrenatural, suelen retirarse al seno de la tierra, donde pueden aletargarse lejos de los sedientos colmillos de otros vampiros más jóvenes. No obstante, su poder es tan grande que pueden seguir dirigiendo mentalmente sus inescrutables planes, comunicándose de forma mágica o telepática (y casi siempre invisible) con sus servidores.

jueves, 15 de abril de 2010

Usted refleja su coraz?oto. Un vampiro con alma humana. Un inmortal con pasiones mortales.

viernes, 2 de abril de 2010

angel de la muertes

En la Biblia, la muerte aparece retratada como un ser enviado por Dios, pero inferior a un ángel. Se trata de un ser privado de toda energía voluntaria. En algunas ocasiones se lo llama "Azrael" o "Samael". En distintos pasajes, se describen ángeles matando a los primogénitos de los egipcios o a los habitantes de Jerusalén. En el libro de Job se califica a los ángeles con el nombre "Memitim" -que significa "destructor"- o como "ángeles de la muerte".


Según el Judaísmo
Se dice que el ángel de la muerte fue creado por Dios en el Primer Día... Su casa está en cielo, tiene doce alas y posee muchos ojos. A la hora de la muerte de alguna persona, se encuentra de pie aferrando una espada de la cual pende una gota. Tan pronto como el hombre debe morir ve al ángel, éste lo agarra y abre su boca, depositando la gota dentro de ella. Apenas siente su sabor, la persona muere con el rostro color amarillo. Gracias a esta leyenda se origina la frase conocida como "el gusto de la muerte".

Esto significa que, para el Judaísmo, el alma se escapa a través de la boca o -como se indica en otro lugar- a través de la garganta. Por eso, el "ángel de la muerte" se para frente a la víctima: la espada del ángel de la muerte indica que se trata de un guerrero que mata tanto a niños como a hombres sin dudar. En algunas representaciones iconográficas aparecen cuchillos en vez de espadas.


También se hace referencia a la cuerda del ángel de la muerte, que indica muerte por sofocación. De los cuatro métodos judíos de ejecución, tres de ellos se vinculan al ángel de la muerte: quemando (vertiendo plomo caliente bajo la garganta de la víctima), matando (decapitando) y sofocando.


Cabe destacar que el ángel de la muerte administra el castigo particular que Dios ha otorgado para la purificación del pecado. Este ser es capaz de adquirir aquella forma física que mejor responda a los propósitos encomendados.

 

imagenes de vampiros